Los juegos que cambiaron mi vida. Rio Ferdinand






Marzo 18, 1987. Wimbledon 1 West Ham 1.
“Uno de mis primeros juegos. Era mediocampista y me sentía muy cómodo jugando contra Vinnie Jones y Robbie Earle. Desparramaba talento como si jugara otra vez en mi calle. Hubo un momento en el que me llevé a tres o cuatro rivales y habilité a un compañero. Pensé: ‘Creo que tengo habilidad para hacer algo realmente bueno’”.


Noviembre 15, 1997. Inglaterra 2 Camerún 0.
“Mi debut con Inglaterra fue muy loco. Gareth Southgate se lesionó y el cabello se me erizó cuando lo reemplacé frente a mi familia entera. Además ‘Gazza’ (Paul Gascoigne) tuvo oportunidad de asistirme, ¡Pero se la paso a alguien más! Todos mis amigos decían: ‘Mi hermano juega para Inglaterra ahora’”.

Diciembre 2, 2000. Leicester 3 Leeds 1.
“El Filbert Street era un estadio muy complicado como visitante, especialmente para tu primer partido en un nuevo club. El entrenador trato de integrarnos en un nuevo sistema y no funcionó. Recuerdo haber pensado: ‘¡Oh, Dios mío!, cometí el más grande error de mi vida’. Pero a tiempo supe lo que era estar en un gran club. Tienes que disfrutarlo o te hundes”.

Abril 10, 2007. Manchester United 7 Roma 1.
“Estos cuartos de final de la Champions League  sobresalen. Regresamos al vestuario y Sir Alex Ferguson dijo: ‘Siéntense. Todos guarden silencio por un minuto. Jamás volverán a experimentar este tipo de resultado. Esto llega una vez en la vida, cuando todo lo que hacen resulta a la perfección. Esta fue la noche de sus carreras, chicos’. Jamás olvidaré eso”.

Mayo 21, 2008. Manchester United 1 Chelsea 1.
(Manchester United ganó 6 – 5 en penaltis)
“¡Obviamente, Moscú! No recuerdo mucho del partido en sí; jugamos bien en la primera mitad, luego ellos fueron mucho mejores. Como capitán, lo más importante es tener en tus manos ese trofeo. Era como un sueño. ¡La cantidad de alcohol que bebí esa noche reflejó lo importante del juego! Las emociones después de ganar explotaron”.

Mayo 13, 2012. Sunderland 0 Manchester United 1.
“Perder la Premier League en el último día de la temporada, ante el Manchester City, fue algo muy negativo. Te quedas ahí parado, con tus pies inmóviles, pensando: ‘No es justo. ¿Cómo puede el futbol ser tan cruel?’. Habíamos vencido al Sunderland y ganado el título; dos minutos después, estás de rodillas… ¡muerto! Es el fin del mundo en tu pequeña burbuja”.

Fuente: Four Four Two México Año 2 #8 Diciembre 2014, p.20.

Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad