Contaminación del Agua






La contaminación de las aguas naturales (ríos, lagos, mares, etc.) se debe básicamente a dos grandes generadores:

·         La descarga de aguas negras provenientes de usos domésticos.
·         La descarga de productos industriales.

Este segundo grupo de aguas negras es muy importante, no sólo por la manera cuantitativa, sino porque las aguas que provienen de las industrias, presentan mayor dificultad para su tratamiento de reciclaje que las derivadas de uso doméstico. Los detergentes a nivel mundial han causado un problema de contaminación, aún en mantos profundos, puesto que los detergentes son sustancias que, por sus componentes, suelen penetrar hasta sitios inimaginables. Las diferentes plantas industriales eliminan, en sus aguas negras, agentes químicos nocivos y de difícil tratamiento, tales como fenol, sales metálicas disueltas, productos petrolíferos y sustancias radioactivas.

En 1950, en Japón, familias de pescadores empezaron a padecer una enfermedad que afectaba sus músculos, su vista, hasta llegar a la parálisis y la muerte. Realizando unas investigaciones llegaron a la conclusión de que lo que provocaba esta enfermedad eran residuos de mercurio que desechaba una fábrica de plásticos al mar, y que, por consecuencia, consumían los peces y después los hombres.

Otros elementos contaminantes peligrosos son el plomo y el arsénico, que pueden acarrear enfermedades e incluso la muerte para quien los consuma, ya que se van acumulando, y pueden llegar a tener concentraciones considerables.

La fotosíntesis realizada en el agua produce más del 80% de oxígeno, por eso es indispensable que nuestros ríos, lagos y mares se encuentren libres de organismos que puedan alterar el ecosistema. Estos organismos se encuentran en los desechos orgánicos o en las aguas negras.

Fuente: Ciencias Naturales 6, Editorial Progreso.

Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad