Modelo Costo – Volumen - Utilidad

Es frecuente que los administradores clasifiquen los costos como fijos o variables cuando toman decisiones que afectan el volumen de producción. Debe decidirse cuántas unidades de producto se fabricaran el periodo entrante (por lo general año). Hay muchos factores aparte del volumen de producción que afectan a los costos.


Un punto de partida útil del proceso de decisión consiste en predecir la forma en que la elección de un nivel de producción afectará los costos. Los administradores de las organizaciones lucrativas estudian los efectos que tiene el volumen de producción sobre el ingreso (ventas), los gastos (costos) y el ingreso neto (utilidad neta). Esta clase de estudio se denomina análisis costo – volumen – unidad (CVU).

Para aplicar este análisis, se hacen algunas suposiciones simplificadoras. La principal de ellas es que los costos pueden clasificarse como variables o fijos en relación con una medida única del volumen de la actividad de producción.

Punto de Equilibrio.
El análisis CVU más básico es el cálculo del punto de equilibrio expresado en número de unidades y en importe total. El punto de equilibrio es el nivel de ventas con el que los ingresos son iguales a los gastos y la utilidad neta es cero.

En el punto de equilibrio, los ingresos se igualan a los costos totales:
                                              
P x Q = CF + CV

Pero como los costos variables siempre son un porcentaje constante de las ventas, entonces el punto de equilibrio se define matemáticamente como:

Punto de Equilibrio = Costos Fijos Totales/(Costos Variables Totales/Volumen Total de Ventas)

Punto de Equilibrio = CF/1-(CV/(P*Q))



Método de Contribución Marginal.
Este enfoque aritmético apela al sentido común. Cada unidad que se venda genera una contribución marginal unitaria o ingreso marginal, que es el costo de venta unitario menos el costo variable unitario. ¿Cuándo se alcanza el punto de equilibrio? Al vender suficientes unidades para generar una contribución marginal total que iguale los costos fijos totales.

Contribución Marginal Total = Número Total de Unidades Vendidas x Contribución Marginal Unitaria.

Muchas compañías venden múltiples productos, por lo que no tienen un solo precio unitario y un costo variable unitario. En estos casos no tendría significado calcular el punto de equilibrio para el conjunto de unidades vendidas. En lugar de eso, se usan las ventas totales y los costos variables totales para calcular el porcentaje de costos variables y el porcentaje de contribución marginal.

Porcentaje de Costo Variable = Costos Variables Totales ÷ Ventas Totales.

Porcentaje de Contribución Marginal =    Contribución Marginal Total ÷ Ventas Totales = 100 % - Porcentaje del Costo Variable.

Estos porcentajes también pueden expresarse como razones (Razón del Costo Variable, Razón de Contribución Marginal).

Método de la Ecuación.
Es el análisis en su forma más general, que puede adaptarse a cualquier situación concebible de costo – volumen – utilidad.

Ventas – Costos Variables – Costos Fijos = Utilidad Neta.

Esto es igual a:

(Precio de Venta por unidad x número de unidades) – (Costo variable por unidad x número de unidades) – Costos Fijos = Utilidad Neta.

En el Punto de Equilibrio la Utilidad Neta es igual a cero, así:

Ventas – Costos Variables – Costos Fijos = 0



Fuentes:
Gabriel Baca Urbina – Evaluación de Proyectos, Ed. Mc Graw Hill
Charles T. Horngren, Gary L. Sundem, William O. Stratton – Contabilidad Administrativa, Ed. Pearson








Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad