La Revolución Mexicana

El México de nuestros días debe muchas cosas a la Revolución Mexicana. Este movimiento fue uno de los pilares que permitieron la realización de cambios económicos, sociales y políticos. Cambios que encauzaron por nuevos caminos la historia del país a partir de la primera década del siglo XX.


El Porfiriato.
Durante 34 años México estuvo sometido al mandato de Porfirio Díaz, un hombre que a sus 80 años pretendía seguir gobernando.

Díaz pacificó el país gracias a la represión que lanzó contra opositores y descontentos. Ahogó muchas rebeliones indígenas y campesinas que demandaban la devolución de sus tierras expropiadas. También reprimió a obreros que exigían mejores condiciones salariales. Favoreció a los grandes hacendados mientras que dejó en franca desventaja al pueblo.

Las contradicciones fueron enormes, ya que mientras el país experimentaba una etapa de desarrollo en cuanto a explotación minera, petrolera e industrial, la inmensa mayoría de trabajadores vivía en condiciones de extrema miseria y malos tratos por parte de los patronos.

Causas económicas de la Revolución.
Una de las causas fundamentales de tipo económico que provocaron la Revolución Mexicana fue la gran concentración de tierra en manos de unos pocos hacendados, que compraron o despojaron a los indígenas y campesinos de ella, convirtiéndolos en meros peones de hacienda.

Causas sociales de la Revolución.
Los trabajadores de haciendas, minas y construcciones, así como obreros y artesanos, fueron sometidos a una gran explotación. Constituyeron una mano de obra prácticamente regalada, gracias a la cual hubo grandes “progresos” durante el Porfiriato. La sociedad se dividió de acuerdo con la fortuna que cada quien poseía.

Causas políticas de la Revolución.
El Porfiriato se caracterizó principalmente por la falta de democracia y respeto a las garantías individuales, así como por la represión. Se suspendieron muchas libertades: el derecho a votar, entre otras.

Los problemas políticos y sociales.
El Porfiriato comenzó a debilitarse debido a las constantes presiones de los diversos sectores de la sociedad, especialmente de los obreros, campesinos e intelectuales, que agrupados en torno de la figura de Francisco Ignacio Madero lucharon contra el Porfirismo.

Los opositores exigían educación, justicia, respeto al voto popular y derecho a participar en la política. Los campesinos despojados pedían sus tierras, los jornaleros y obreros, a su vez, mejores salarios y una jornada laboral de 8 horas. Estallaron huelgas que fueron brutalmente reprimidas, sus dirigentes encarcelados y expulsados del país.



Fuente: Supertareas 4, Fernández Editores.








Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad

25 Frases de Caballeros del Zodiaco III