México Contemporáneo: Las luchas internas

El caudillismo. La institucionalización de la Revolución.

La estabilidad política.
El 1° de Septiembre de 1928, Plutarco Elías Calles leyó su último informe presidencial y en él mencionó el asesinato de Álvaro Obregón, sucedido en Julio del mismo año. Se refirió a Obregón como al último de los caudillos de la Revolución y planteó la necesidad de crear organismos políticos que representaran a los diversos grupos revolucionarios para, a través de ellos, nombrar democráticamente a los gobernantes, porque ya no era posible que los individuos se convirtieran en piezas claves del poder.


La etapa posterior a la Revolución Mexicana, que va de 1941 a 1970, ha sido llamada “de consolidación” o de “modernización”, porque en esta época se buscó la estabilidad política y el avance económico del país.

Nuestro país había vivido durante muchos años una serie de luchas internas por el control del poder. La estabilidad política significaba que los mexicanos pudieran elegir a sus gobernantes en forma pacífica, respetando el tiempo establecido legalmente para cada gobernante, sin necesidad de conflictos armados. Es decir, que tuviéramos un país democrático.

Una de las medidas que se tomaron para lograr la estabilidad fue la creación, en 1929, del Partido Nacional Revolucionario (PNR). Los aspirantes a cualquier puesto de elección popular debían trabajar dentro de él. La elección del candidato la haría una convención y ganaría aquel aspirante que fuera apoyado por más miembros del partido.

En 1938 el PNR se transformó en el Partido de la Revolución Mexicana (PRM). Este partido organizó las campañas electorales y controló las demandas de los diferentes sectores del país, permitiendo que hubiera cierta estabilidad política y desarrollo.

En 1946, el Partido de la Revolución Mexicana (PRM) se transformó en el Partido Revolucionario Institucional (PRI); sus diferentes sectores postularon a Miguel Alemán como candidato a la Presidencia de México, quien resultó electo u gobernó durante el período 1946 – 1952.

Para el sexenio de 1952 – 1958, Adolfo Ruiz Cortines fue elegido Presidente, y en 1958, Adolfo López Mateos, ambos candidatos del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En esa época surgieron otros partidos que le dieron pluralidad política al país: en 1939, el Partido Acción Nacional (PAN); en 1948, el Partido Popular que luego se llamaría Partido Popular Socialista (PPS); en 1954, el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM). Más adelante surgirían el Partido Comunista (PC), el Partido Socialista de los Trabajadores (PST) y el Partido Demócrata Mexicano (PDM).

Además, a partir de 1955 las mujeres pudieron participar en el proceso democrático, pues les fue concedido el voto.



Fuente: Supertareas 4, Fernández Editores.








Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración