Clásicos Mundiales: Celtic vs. Rangers






La división sectaria de Glasglow.

Historia.
Para un duelo que es sinónimo del sectarismo religioso (católicos y protestantes), el ‘Old Firm’ surgió como un partido bastante amigable. El primer juego se dio en 1888 y la rivalidad se mantuvo sólo en el campo hasta los 20’s y 30’s, cuando las tensiones sociales, religiosas, políticas e ideológicas, así como el aumento de pandillas callejeras en Glasglow, impactaron al futbol.

Estrellas.
Antes de la revolución de Graeme Souness, en los 80’s, el Celtic – Rangers fue siempre asunto de escoceses, aunque jugadores como Kenny Dalglish, Jimmy Johnstone y Jim Baxter habrían destacado en cualquier equipo. En los 90’s, el derbi traspasó fronteras y así llegaron estrellas como Brian Laudrup o Ronald de Boer, con ‘Los Light Blues’, y Henrik Larsson, con ‘Los Hoops’.

Atmósfera.
“El ruido es lo que te llevas de estos encuentros”, afirma Tom Boyd, quien jugó una década para el Celtic. Lo dicho por él es un sentimiento compartido por cualquier jugador que lo ha vivido. Principalmente tres estadios saben de esta pasión: Ibrox Park, casa del Rangers, Celtic Park, sede de su rival, y Hampden Park, el estadio nacional de Escocia.

Entrenadores.
Las dos leyendas del banquillo son Jack Stein y Walter Smith. El primero guió al Celtic a ganar la Copa de Europa en 1967 y 25 trofeos oficiales más; Smith fue el responsable de siete de las famosas nueve Ligas consecutivas del Rangers, en los 80’s y 90’s.

Drama.
Un partido promedio del ‘Old Firm’ tiene gran dosis de emoción: desde los goles de Larsson hasta las atajadas de Andy Goram, y de las peleas campales entre jugadores a las batallas de aficionados.

Afición.
Los fanáticos son quienes hacen que este derbi sea lo que es. Maniáticos, leales, numerosos y, tristemente, autores de la violencia relacionada con el futbol. La carga religiosa y política de ambos bandos es un pretexto para generar episodios agresivos.

Atracción en el mundo.
Rangers tiene poco más de cinco millones de aficionados en el mundo y Celtic cerca de 10. Pese a que el derbi es muy conocido en el ámbito futbolero, muy pocos sintonizan afuera de Escocia.

Datos de este clásico.
En 2012, la policía recibió más facultades para combatir el sectarismo, gracias a la ‘Ley de Comportamiento Ofensivo en Futbol y Comunicaciones Amenazantes’. Los perpetradores podían recibir hasta cinco años de cárcel.

190 millones de dólares valía para la economía local el derbi, previo al descenso del Rangers.

Paul Gascoigne simuló tocar una flauta, simbólica de la organización protestante ‘Orange Order’, para celebrar un gol en Celtic Park, por lo que recibió una fuerte multa.

El comentario.
Kenny Millar, periodista de The Scottish Sun.

“Es una riña dentro de la ciudad como ninguna otra. Hay cosas desagradables en torno al juego, pero siendo uno de los más irresistibles del futbol”.



Fuente: Four Four Two México Año 2 #8 Diciembre 2014, p.79.

Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración