10 cosas que no sabías de Los Borgia






En la Italia del Renacimiento, esta familia tuvo un gran poder económico y político, pero también destacó por su extravagante y descontrolada vida sexual. Quienes más se distinguieron en este lujurioso clan fueron Rodrigo Borja – que, entre otros muchos cargos, fue electo Papa y tomó el nombre de Alejandro VI – y tres de sus hijos: Juan, César y Lucrecia.


1. Rodrigo Borgia gustaba de celebrar grandes fiestas en el palacio papal, a las que invitaba a sus hijos, amigos y muchas prostitutas. En ellas organizaba divertidos y nada inocentes juegos sexuales.

2. De entre las muchas amantes del papa Borgia, la más querida fue la romana Rosa Vanozza Catanei, con quien tuvo cuatro hijos: Juan, César, Lucrecia y Jofré. Esta señora, al mismo tiempo que andaba con Borgia, tuvo tres maridos.

3. Juan Borgia, el hijo mayor de Rodrigo, era un típico príncipe del Renacimiento italiano: borracho, mujeriego y jugador. Era el favorito de su papi, y su hermano César le tenía tanta envidia que lo mandó matar.

4. César Borgia era un tipo fuerte, apuesto, cruel y despiadado. Estuvo enamorado de su hermana Lucrecia y por celos le mató a su segundo marido, Alfonso de Aragón. Tuvo decenas de amantes.

5. A Jofré Borgia su papá no lo quería porque siempre creyó que no era suyo, sino del segundo marido de Rosa. Lo casó a los 13 años con la española Sancha de Aragón, de 16, quien de inmediato le puso el cuerno.

6. Se dice que Lucrecia le tenía celos a su cuñada Sancha por su hermosura. Aun así, ambas disfrutaron juntas de los placeres que la vida nocturna les deparaba. Sancha fue también amante de su cuñado César.

7. Lucrecia Borgia era una joven bella y muy peligrosa. A los trece años, su madrastra Giulia Farnese la llevó a fiestas y le enseñó la vida nocturna de Roma. Siempre portaba un anillo relleno de veneno, en caso de tener que usarlo en contra de alguien.

8. A Lucrecia la llamaba “La Prostituta del Papa”, que era ¡su propio padre! También tuvo relaciones sexuales con su hermano César. Se dice que fue un objeto sexual en las manos de ambos.

9. A los 17 años Lucrecia tuvo a su primer hijo, Juan Borgia. Sólo que no se sabe bien quien fue el padre: primero se dijo que César, pero años después, el papa Borgia certificó que Juan era hijo suyo. Así que Juan fue hijo de su madre, de su tío y de su abuelo, que era también su padre y era Papa.

10. Lucrecia se casó en terceras nupcias con el duque Alfonso de Ferrara, con quien se fue a vivir al campo, y donde se volvió protectora de artistas, ama de casa y madre abnegada de cinco de sus siete hijos. 


Fuente: Revista Algarabía Extra “Sexoescándalos de los famosos”.

Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad