La organización de los aztecas

Veamos cómo se había organizado el pueblo azteca, que tanto progresó. 

Sus ciudades estaban divididas en barrios, cada uno con un jefe. Los representantes de cada barrio formaban, unidos, el gobierno general de la ciudad. 

El rey, jefe supremo, se llamaba Señor de los Hombres o Señor de los Guerreros. 

Había diversas clases sociales, de acuerdo con la riqueza y con la importancia que se había alcanzado en la vida militar: la clase de los nobles, a la cual se llegaba gracias al valor demostrado en los combates; la de los sacerdotes, que abarcaba a las familias distinguidas y ricas cuyos hijos recibían educación especial; la de los artesanos, muy estimados si trabajaban los metales preciosos; la de los mercaderes, encargados del tráfico comercial con otros pueblos, y útiles como espías en las preparación de nuevas conquistas; y, por último, la de los plebeyos, sobre quienes pesaban los trabajos más duros y humildes. 

La agricultura era la más importante fuente de riqueza. Se cultivaba la tierra de tres maneras:

1) Como tierras comunales, que pertenecían al emperador, pero que este prestaba al pueblo para que las sembrara y cosechara. A cada padre de familia se le daba una parcela, que perdía si no la cultivaba, cosa muy semejante a lo que ocurre hoy en día en algunos repartos ejidales.

2) Como tierras públicas, cultivadas por todo el pueblo, y cuyo producto se destinaba a los gastos de la guerra y de los sacerdotes.

3) Como tierras privadas, que el rey regalaba a sus parientes, a sus amigos y a los guerreros más valerosos.


Fuente:

Generación 1960. Mi libro Historia y Civismo. Tercer Grado, Ed. Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito, p. 56 – 57.

App CONALITEG Digital. Generación 1960. Tercer Grado. Mi libro Historia y Civismo.

Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad