Contratos de Futuros y Adelantados









Los contratos de futuros basados sobre un instrumento financiero o un índice financiero son los futuros financieros. Los futuros financieros pueden ser clasificados como:

1) Futuros de índices de acciones.
2) Futuros de tasa de interés.
3) Futuros monetarios.


Contratos Adelantados (Forwards)
Un contrato forward es un derivado simple y es un acuerdo para comprar o vender un producto en un cierto tiempo futuro y a cierto precio. Este contrato puede ser contrastado con un contrato spot que es un acuerdo para vender o comprar un activo en el momento presente. Los contratos forward o adelantados son comerciados en el mercado extrabursátil usualmente entre instituciones financieras o entre instituciones financieras y sus clientes. Una de las partes de este contrato asume una posición larga y acuerda vender un subyacente a un precio especificado en una fecha futura también convenida. La otra parte asume una posición corta y acuerda vender un activo en la misma fecha al mismo precio. El precio del forward es conocido como precio de entrega. El precio de este contrato es cero para las dos partes ya que el precio de entrega será el que defina las ganancias o pérdidas de los involucrados en el trato. Por lo tanto el tener una posición corta o larga no representa ningún costo.  Este tipo de contratos son muy comunes para cubrir el riesgo de utilizar una  moneda extranjera.

Contratos de Futuros
Un contrato de futuros es un acuerdo legal corporativo entre un comprador y un vendedor en el cual:

1. El comprador acuerda aceptar la entrega de algo a un precio especificado al final de un periodo designado.
2. El vendedor acuerda hacer la entrega de algo a un precio especificado al final de un periodo designado.

Por supuesto, nadie compra o vende nada cuando se registra en un contrato de futuros. En vez de eso, las partes del contrato acuerdan comprar o vender a una cantidad específica, de un artículo específico, en una fecha de futuros acordada.

Los elementos del contrato de futuros son:
Ÿ Precio de futuros: Es el precio al cual las partes acuerdan negociar en el futuro.
Ÿ Fecha establecida o fecha de entrega: Es la fecha designada en la cual las partes acuerdan negociar.
Ÿ Sustentante: Ese “algo” que las partes acuerdan en el intercambio.

Cuando un inversionista toma una posición en el mercado al comprar un contrato de futuros (o acordando comprar a una fecha futura), se dice que el inversionista está en una posición en largo, o que tiene futuros en largo. Si en vez de esto, la posición abierta del inversionista es la venta de un contrato de futuros (lo cual significa la obligación contractual para vender algo en el futuro), se dice que el inversionista está en una posición en corto o tiene futuros en corto. El comprador de un contrato de futuros realizará una ganancia si el precio de futuros aumenta, el vendedor de un contrato de futuros realizará una ganancia si el precio de futuros baja.



Fuente: Rodríguez de Castro - Introducción al análisis  de productos  financieros derivados.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad

La intención cobra forma