Modelos clásicos del duopolio









El oligopolio se encuentra a mitad de camino entre la competencia perfecta y el monopolio en lo que refiere al grado de competencia que se da en el mercado. Es aquella estructura donde hay pocos competidores, si son dos se denomina duopolio.

Dado que cada empresa se enfrenta a un número reducido de rivales sus decisiones suelen afectar a cada uno de ellos, por lo que al maximizar beneficios deben tomar en cuenta las acciones de sus rivales. Siempre que esto ocurre se dice que la empresa se comporta estratégicamente.

La primera decisión estratégica que deben tomar las empresas que operen en un mercado oligopólico  es si colaborarán entre ellas, o si por el contrario competirán. Si las empresas se ponen de acuerdo en el nivel de producción o en el precio que cobrarán en el mercado se dice que hay colusión entre las mismas.

Los modelos simultáneos suponen que cada firma toma sus decisiones independientemente de la otra. Por el contrario, en los modelos secuenciales, se supone que existe una firma que toma primero sus decisiones de cantidad o de precio. Esta firma se denomina líder, mientras que a la segunda empresa, que espera que la primera tome su decisión y luego actúa, se le llama seguidora. El tema clave es que se supone que el líder toma en cuenta como reaccionará el seguidor, suponiendo que este actuará en forma racional. Todo esto implica que la decisión óptima de cada empresa depende de lo que hagan las demás. Un oligopolio es un juego y puede analizarse utilizando la teoría de juegos.


Existen tres modelos clásicos de duopolio, y cada uno de ellos se utiliza para estudiar una situación diferente:

1. Modelo de Cournot: En esta situación, cada empresa decide el nivel de producción sin saber lo que la otra producirá (esto es, escogen simultáneamente), y la cantidad agregada se vende al precio que vacía el mercado.

2. Modelo de Von Stackelberg: Como Cournot, pero ahora una de las empresas (la seguidora) decide después de conocer la producción de la otra (la líder).

3. Modelo de Bertrand: Cada empresa elige el precio al que está dispuesta a vender (eligen simultáneamente) y luego produce lo que el mercado demande a ese precio.





Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad

La intención cobra forma