Ciclo natural del carbono






En la naturaleza, el carbono se encuentra en el agua o en el aire, en forma de dióxido de carbono o anhídrido carbónico. Todos los seres vivos están formados por compuestos de carbono, que obtienen por medio de una extraordinaria función: la asimilación del dióxido de carbono.


Las plantas verdes asimilan del aire dióxido de carbono y de la tierra, agua con sales disueltas en ella, pero el ciclo del carbono se realiza de la siguiente manera: Las plantas absorben el dióxido del carbono del aire y, con ayuda de la energía luminosa del sol, lo transforman, junto con el agua y las sales derivadas de la tierra en sustancias orgánicas (formadas de carbono principalmente), ricas en energía. Los animales se alimentan de plantas verdes y queman estas sustancias, expulsando, al respirar, el dióxido de carbono. Al quemarse cualquier sustancia combustible, se produce dióxido de carbono.

El carbono realiza, en la Naturaleza un ciclo ininterrumpido utilizando tan sólo la energía luminosa del sol.



Fuente: Ciencias Naturales 6, Editorial Progreso.

Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad