Los Arcanos Mayores del Tarot. 10. La Rueda de la Fortuna

Corresponde a la letra hebrea Lod y al signo astrológico Escorpión.

Es una gran rueda que gira sobre un eje imaginario. Tiene a cada lado un personaje, con cuerpo humano y cabeza de bestia. Arriba, descansando sobre la rueda, hay una esfinge alada y abajo dos serpientes dispuestas a atacar.

Significados de la figura La Rueda de la Fortuna.

La rueda: En este caso de la Fortuna, se basa en el símbolo del número dos, que significa equilibrio de fuerzas contrarias, o sea, el principio de la polaridad. Que a su vez representa la fecundidad, manifestación de vida. Es la fortuna menor, pues la mayor corresponde al Arcano Mayor No. 21. En el ocultismo, el símbolo de la rueda es muy complejo, pero en este caso se cree que se limita a la ley de la compensación o ley del Karma, causa y efecto. Los altibajos de la vida, lo que es lo mismo, que todo lo que hacemos recibirá su premio o castigo. En la antigua astrología la rueda significaba las fuerzas cósmicas en eterno movimiento a lo largo del tiempo, como medio de evolución de lo existente, El movimiento detenido de la rueda significaba la muerte. Este simbolismo se utilizaba en el ocultismo para explicar la vida del espíritu, que consiste en nacer, siempre en movimiento y ascenso constantes hasta el infinito. Partiendo de estos conceptos, se ha sugerido que la estrella de David nació de la cultura sumeria, muchos siglos antes que el mismo David, como un símbolo de rueda y del espacio infinito, pues se han hallado tablillas de origen sumerio que contienen una circunferencia con la estrella de seis puntas dentro, a manera de armazón de la rueda. Esto hace de los dos símbolos uno solo. La rueda, en el Tarot, se entiende que gira hacia un solo lado, tal como sucede con las constelaciones, con el Sol y con la Luna; lo cual significa que los hechos no son reversibles. Sin embargo, a la vez es el eterno retorno, ya que cada punto de la rueda, en cada vuelta, vuelve a su sitio anterior.

Los personajes: Cuando uno de estos personajes está de pie, el otro está de cabeza, al dar la vuelta la rueda es obvio que se invierten las posiciones; lo cual señala buena y mala fortuna. Estos personajes representan las fuerzas contrarias que equilibran el movimiento y que a la vez construyen y destruyen.

Las serpientes: Representan las alternativas del bien y del mal que la rueda de la vida puede encontrar en su eterno girar.

La esfinge: Representa la sabiduría que rige el rodar de la rueda, y también el tiempo, el misterio.

Claves para resumir La Rueda de la Fortuna.

Asociación astrológica: Escorpión.

Cambio de fortuna.

Sucesos inesperados.

Que el consultante afronte los cambios con valor.

Debe cuidarse de ambientes discordantes y distinguir claramente el bien del mal.

La paciencia será recompensada.

Estar alerta para las oportunidades.

Mantener el equilibrio.

Cuando se usa esta carta del Tarot con fines de predicción, esta figura significa buena o mala fortuna, buena o mala suerte, según sean los acontecimientos que se hayan podido “leer” en los naipes que se echaron con antelación. Significa escalar posiciones, logradas eventualmente por actos ilegítimos, de moral dudosa, faltos de ética o simplemente por razones de favoritismo. También significa la caída a pesar de lo que se haya logrado escalar, ya sea por “mala suerte” o por castigo, lo que algunos llaman Karma.

El Karma es, justamente, el fenómeno de causa y efecto. Es decir, que en lo que en una vida logres o hagas o erres, lo pagarás después. Y para aquéllos que creen en la reencarnación, lo pagarán, tal vez en otra vida. Es un concepto hindú, el cual siempre está presente en las mentes de quienes practican tal religión.



Fuente:
Editorial Época – El Tarot y sus Secretos, p. 38 – 40.










Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad