Concursos de Belleza. Reinas de la Belleza

A mediados del siglo XIX, un empresario llamado Phineas Taylor Barnum (confundador del circo Ringling Brothers and Barnum & Bailey) luego de su éxito organizando concursos de perros, vacas, caballos, bebés y aves, tuvo la brillante idea de organizar un concurso de belleza… de mujeres.

Sin embargo, la buena idea se quedó sólo en eso, pues el certamen no logró celebrarse a causa de que algunas concursantes no gozaban de “buena reputación”, por lo que hubo protestas hasta que el concurso terminó por cancelarse. Tiempo después, P. T. Barnum retomó su idea del concurso, pero ésta vez la ganadora fue elegida a través de fotos, las cuales se exhibieron en su museo de “fenómenos”.

Ya en el siglo XX, el primer concurso de belleza “oficial” fue Miss América, que tuvo lugar en Atlantic City, Nueva Jersey, y fue la hermosa Margaret Gorman quien se llevó la corona en 1921. Al inicio, el certamen era únicamente de belleza e incluía, por supuesto, un desfile en traje de baño; años después, se incluyó también el rubro “talento” entre los aspectos a calificar. Cabe resaltar que, hasta 1970, una de las reglas era que sólo podían concursar mujeres blancas.

En 1951, Yolande Betbeze, de Alabama, fue la ganadora del certamen, y se negó a usar el traje de baño que Catalina (la marca patrocinadora) le había asignado, provocando un escándalo al grito de “¡Soy una cantante de ópera, no una pin – up!”. Después de esto, Catalina Swimsuits creó los certámenes Miss USA y Miss Universo (y así se aseguró de no volver a tener esos conflictos).

La primera edición de Miss Universo tuvo lugar en 1952, en Long Beach, California (simultáneamente recién creado Miss USA) y la ganadora fue la representante de Finlandia, Armi Kuusela. El certamen empezó a televisarse en 1955 por la cadena CBS, y esto provocó que los concursos se popularizaran en todo el mundo, y año con año se añadieran más y más competiciones nacionales con miras a enviar una bella emisaria al máximo certamen de belleza femenina del mundo.



Fuente:
Por Anabel Pérez y Francisco Masse en Revista Algarabía No. 88 Enero 2012, p. 68 – 70.










Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Trabalenguas de Oficios