Aventuras en el Altiplano

Pasaron 34 años hasta que la reunión convocó nuevamente a todos en Bolivia, en la tan temida altura de La Paz, reducto donde los andinos suelen rendir a pleno, a la vez que sus contrincantes decaen notoriamente. Y en este caso le alcanzaría para llegar al subcampeonato porque Brasil le aguó la fiesta final.

Los amazónicos estaban en un año imparable, donde también obtendrían la Copa Confederaciones. Uno de los pocos que les opuso resistencia fue México, dirigido por Bora Milutinovic, en un partidazo donde un juvenil Tricolor ganaba 2-0 pero los de Mario Zagallo tuvieron más maña y dieron vuelta las cifras.

México, tuvo a un Luis Hernández que estuvo imparable. El matador sorprendió en cada juego, hasta terminar como máximo artillero con seis tantos. También anotó de penal el gol 2000 en la historia del torneo (a Costa Rica, que fue como invitado) y se erigió en Mejor Jugador. Semejante producción metió al Tri en tercer lugar.

Los números dejaron mucha tela para cortar, como los penales errados por Marcelo Gallardo, de Argentina, o el que acertó José Luis Chilavert a los albicelestes, siendo el primer portero anotador en la historia del torneo, y también el que le detuvo a Ronaldo. También resaltó el 7-0 de Brasil a Perú en semifinales.

Paraguay 1999 se jugó con sedes rotativas, como había sido el Mundial de Francia un año antes, es decir, sin que ningún equipo disputara sus partidos en una sola ciudad. Hubo algunos momentos tensos previos a la cita guaraní, como la resistencia del público hacia Lino Oviedo, presidente del Comité Organizador, rechazado por su función de militar.

México tuvo un muy buen torneo, ganando en el inicio a Chile y también a Venezuela, en un partido donde fue expulsado Cuauhtémoc Blanco; perdió con Brasil aunque pasaron a cuartos de final brasileños, aztecas y chilenos. El Tri vivió un mal momento cuando se detectó doping positivo a Raúl Rodrigo Lara, por testosterona, y a Paulo César Chávez, por nandrolona, después del encuentro ante los verdeamarelos

No fueron los únicos, porque el ecuatoriano Luis Moreira también dio positivo y dejó el torneo. Como dato curioso quedó que el cotejo entre Brasil y Chile se suspendió a los 85 minutos por niebla, luego de que el vencedor anotara su gol con un remate desde el punto penal y que los chilenos fallaran otro.

La competencia fue excesiva en penales errados, acumulándose un total de siete sobre 11 sancionados. En el Colombia – Argentina, Martín Palermo desperdició tres, en lo que resultó un auténtico récord mundial; también falló el cafetalero Hamilton Ricard. Su compañero Iván Córdoba fue el único que acertó en los cinco penales que sancionó el árbitro Ubaldo Aquino.

Hubo más penales no convertidos, como los que ejecutaron los chilenos Marcelo Salas y Pedro González, y el argentino Roberto Ayala, contra Brasil.

Los cuartos de final dejaron como curiosidad que los cuatro equipos eliminados comenzaron ganando sus respectivos partidos. México igualó sobre la hora ante Perú 3-3 y forzó la serie de penales, donde terminó ganando. Uruguay, por la misma vía, dejó atrás a su "sombra negra": Paraguay, después de empatar 1-1; Chile revirtió el marcador contra Colombia imponiéndose 3-2 y Brasil superó 2-1 a Argentina, en el duelo más emotivo.

Las Semifinales fueron más de lo mismo: Brasil volvió a ganarle a México, que ya pensaba en organizar y ganar la Copa Confederaciones, y Uruguay se impuso a Chile en penaltis. Por el tercer puesto, el Tri reiteró el éxito sobre el cuadro chileno. La final quedó para Brasil, que goleó 3-0 a Uruguay.

Colombia vio peligrar la organización de la Copa América 2001 por los numerosos acontecimientos violentos por los que atravesaba el país. Argentina atravesaba la peor crisis económica de su historia y en el momento en que el torneo parecía no realizarse rompió filas, pero al ratificarse a Colombia como organizador, los albicelestes no volvieron a juntarse. Todo transcurrió con tranquilidad, al punto que llevó el mote de La Copa de la Paz.

México volvió a ser subcampeón, al igual que en su estreno de Ecuador 1993, con Javier Aguirre asumiendo el rol de entrenador pocos días antes de la cita y varios suplentes, porque el verdadero objetivo del Vasco eran las eliminatorias mundialistas, donde había que recuperar terreno perdido.

Hubo varias sorpresas como el tercer puesto de Honduras, que concurrió en lugar de Argentina, después de derrotar dos veces a Uruguay y de eliminar a Brasil en los cuartos de final, aprovechando el peor momento futbolístico de los amazónicos en su historia. Tal era el desconcierto que algunos jugadores brasileños desconocían donde quedaba Honduras. Los catrachos aportaron un momento ingrato al detectarse el dopaje de Osear Lagos, que el 22 de julio debió regresar a su país, luego de la caída con Costa Rica. Los ticos también dieron partidos agradables colocándose en los cuartos de final.

El desenlace fue a favor de los locales, que ganaron el torneo invictos y sin recibir un solo gol.

La Copa América 2004 tuvo como sede a Perú, un año después de lo previsto, para emparejarlo con el calendario internacional de la FIFA. Hubo dos integrantes de CONCACAF: México y Costa Rica. Quedó establecido, que estaba prohibido festejar goles quitándose la camiseta o tapándose la cara con ella.

México tuvo la eliminación más dolorosa de su historia al caer 4-0 con Brasil en cuartos de final.

Entre los hechos sobresalientes de aquella copa se recuerdan los juegos resueltos a balón parado como la final, donde Brasil y Argentina empataron 2-2, pero la suerte sonrió al Scracht en la serie de remates desde el punto penal, tal como le sucedió en la semifinal contra Uruguay.

En la apertura del Grupo C los brasileños vencieron 1-0 a Chile sobre la hora, sólo que minutos antes el árbitro mexicano Marco Rodríguez anuló un gol de penal convertido por Sebastián Chamagol González, por lo que el delantero debió rematar de nuevo y falló. En tanto, México superó 1-0 a Argentina con gol de tiro libre convertido por Ramón Morales y Paraguay venció 1-0 a Costa Rica desde el punto penal gracias a Julio dos Santos.

Hubo sucesos dolorosos. En Culiacán, falleció la hermana de Jared Borgetti, obligando al delantero a volver de improviso a México el 12 de julio, para regresar a la contienda poco después. Por su parte Hernán Bolillo Gómez, DT colombiano de Ecuador, renunció en plena competición a su cargo.

Venezuela 2007 tuvo un desarrollo similar, con Brasil campeón luego de superar a Uruguay en semifinales desde los 12 pasos y de golear a Argentina 3-0 en la final. México se acomodó en el tercer lugar después de vencer a Uruguay 3-1.

Los venezolanos aprovecharon su condición de local y un crecimiento evidenciado por su fútbol, por el cual pudieron superar la fase de grupos, llegando a cuartos de final, en lo que ha sido la mejor actuación de su historia. El hecho coincidió con su vuelta al triunfo después de 40 años.

Fuente: 
Por Marcelo Assaf en Caras Sports, ‘Copa América Argentina 2011’, Ed. Televisa, p.21 – 22

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad