Variación Directa e Inversa

Variaciones Proporcionales.
Para la medición de varios fenómenos, se requiere utilizar razones/escalas que nos permitan comprenderlos de mejor manera. Para lo anterior, todo se reduce a usar la regla de tres con la proporción determinada. Cuando al incrementar o mantener una variable se incrementa la otra, se dice que es una variación proporcional directa. Cuando al aumentar una variable se reduce la otra, se trata de una variación proporcional indirecta.


Ejemplos:
En Física se estudia el movimiento y, en particular, se sabe que:

Velocidad = Distancia / Tiempo
           
Si un objeto viaja a una velocidad constante y aumenta la distancia que recorre, se incrementará también el tiempo empleado. La variación es directa.

De acuerdo a la Ley de Hooke, si a un resorte se le aplica una fuerza, la elongación producida será directamente proporcional a la fuerza; es decir, el estiramiento aumentará si se incrementa el peso.

Si se requiere cavar una zanja, mientras más gente trabaje menos tiempo se necesitará. A mayor cantidad de gente, menor tiempo. Este es un ejemplo de variación proporcional indirecta.



Fuente:
María de la Paz Álvarez Scheller – Matemáticas 1.









Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad