La expansión de la Empresa Mexicana de Lucha Libre

Llegada la década de los 50’s, la empresa comenzó a expandirse por varias ciudades importantes de la República Mexicana. A continuación, un recuento de estos nuevos parajes a los que llegó la EMLL.


Plaza de Toros Torreón.
El 18 de Abril d3 1953 se publicó una nota en el periódico La Opinión de Torreón, Coahuila en cuyo encabezado y texto decía:

Tarzán López contra Gori Guerrero inauguran la temporada de lucha libre en la Plaza de Toros Torreón el próximo miércoles//La Plaza de Toros Torreón convertida en majestuoso auditorio, abre su temporada de lucha libre 1953 el miércoles próximo […] el ruedo ha sido dotado de un entarimado, que viniendo en aumento del centro del ring hacia la contra barrera, deja a todos los espectadores con perfecta visibilidad hacia el ring. El ring completamente nuevo es gemelo al de El Coliseo de México. Además la localidad de ring será dotada de mil butacas, y el espectador estará tan cómodo como en el mejor cine citadino.

La ciudad lagunera tenía ya, a inicios de los 50, gran actividad deportiva: box en la Arena Obrera y en la Arena La Rosita; lucha libre en el Palacio de los Deportes de Torreón, así como futbol y beisbol con ligas regionales; pero la inauguración de la Plaza de Toros Torreón con lucha libre de alta calidad emocionó mucho a los laguneros. Desde su anuncio, todos los días se hablaba en el periódico La Opinión sobre el evento y para hacerle competencia, en el Palacio de los Deportes, el mismo día y a la misma hora, programaron una función con los luchadores locales son mayor cartel en ese momento. Mientras que en la Plaza de Toros Torreón la lucha estelar es superlibre buscó atraer la atención de los aficionados.

Un gentío en la inauguración de la Plaza//La numerosa concurrencia se llenó completamente la localidad de ring y a medias los tendidos de sombra y sol, lo que constituye un entradón, asistió con gran entusiasmo a la apertura de la temporada, pero salió defraudada, pues los pleitos no respondieron a sus deseos.//Fue una función gris en que no hubo emoción, esa emoción indispensable que debe haber en este espectáculo. Ni siquiera en el estelar, en el cual iban dos maestros: Tarzán López campeón mundial y nacional de peso medio y Gori Guerrero, de peso máximo. Los estrellas capitalinos ofrecieron una lucha desabrida, ganando Gori la primera y Tarzán las dos siguientes.

La siguiente semana, se volvió a ofrecer un cartel impresionante para poder sacarse la espina de la inauguración. En ella participaron: en la principal, El Santo (campeón mundial welter) contra Bobby Bonales; en la semifinal, Blue Demon contra Chico Casasola; Daniel Aldana contra Sombra Azul; y Cubano Yodu contra Black Rivers. La lucha tuvo una calidad impresionante y estuvo cargada de emociones. Los aficionados gozaron tanto con esta función que se hicieron costumbre las luchas de los miércoles en la Plaza de Toros Torreón.

Arena Puebla.
El sábado 18 de Julio de 1953 se dio la inauguración de La Arena Puebla con un cañonazo: Enrique Llanes, Tarzán López y Black Shadow contra El Santo, Cavernario Galindo y El Verdugo. En la semifinal se enfrentó el rudo de moda Henry Pilusso contra Raúl Torres. Y en las demás, Samar Seleem contra Dientes Hernández, Saúl Montes contra Félix Mouchet y para abrir Apolo Sureño contra Blas Corona.

En el diario El Sol de Puebla había una gran cantidad de anuncios de diversas empresas y personas que felicitaban calurosamente a don Salvador Lutteroth en ocasión de este gran logro que traería diversos beneficios para la ciudad, como abrir ofertas de trabajo a la capital poblana, además de ampliar significativamente la oferta de entretenimiento, deportiva y culturalmente. Montero Ponce de El Sol de Puebla publicó en la edición del día siguiente: “Brillante fue la inauguración de la Arena Puebla construida por don Salvador Lutteroth”. Fue un evento que quedaría grabado en los anales de la historia de la ciudad de Puebla. Los 4,000 asistentes quedaron asombrados por la excelente construcción de la arena, la visibilidad es perfecta desde cualquier lugar en que se sienten. A dicho evento asistieron el Lic. Arturo Perdomo, Oficial Mayor de Gobierno del Estado de Puebla; Alejandro Aguilar Reyes (Fray Nano), director de La Afición, el Sr. Mario Alvirez, director de El Sol de Puebla, y Castor Montoto, entre otros. Los que tomaron el micrófono fueron el Lic. Arturo Perdomo y Fray Nano; ambos reconocieron la labor, el tesón y los logros de don Salvador.

La lucha estuvo intensa y llena de emociones, el equipo comandado por Tarzán López se llevó la noche al derrotar, en una lucha sangrienta y salvaje, a El Santo, Cavernario y El Verdugo. Los vencidos no fueron un pan, ya que desde el inicio de las hostilidades, se abalanzaron sobre sus rivales sirviéndose de todo su arsenal de rudezas. Quienes tuvieron un pique cazado fueron Black Shadow y Cavernario Galindo, que se buscaban y donde se encontraban, se daban hasta con la cubeta. Al final, la fortaleza e inteligencia del bando integrado por Tarzán, Llanes y Alejandro Cruz, logró neutralizar a sus rivales. Incluso, antes de terminar la lucha, El Verdugo, quien había recibido un tremendo golpazo de Tarzán y manaba sangre a chorros, tuvo que salir hacia la enfermería, obligado por sus compañeros más que por decisión propia.

La lucha semifinal también estuvo muy emotiva. En ella, el nuevo rudo Henry Pilusso, derrotó a Raúl Torres. La función resultó tan vibrante que la siguiente semana se pactó una función con dos luchas estelares en mano a mano, una retomando el pique de la semana pasada entre Cavernario Galindo y Black Shadow, otra entre El Santo y Henry Pilusso y la tercera entre Raúl Torres y Manuel Muñiz. Las luchas preliminares fueron Peruano Sandor contra Mishima Ota y Mario Llanes contra Sombra Azul.

El Santo, Black Shadow, Cavernario Galindo, Enrique Llanes, Tarzán López, Sugi Sito, Henry Pilusso y Blue Demon fueron las primeras figuras que hicieron vibrar La Arena Puebla e hicieron de los sábados a las 21:15, una cita permanente para llenar de emoción a los poblanos.

La Arena Coliseo de Occidente.
El sábado 20 de Junio de 1959 se inauguró La Arena Coliseo de Occidente en Guadalajara, Jalisco con una función de box a cargo de Joe Medel contra Chiquis Rosales. Al día siguiente, el domingo 21, comenzaron las funciones de lucha libre. Blue Demon derrotó a El Espectro, pero la lucha que se llevó la noche fue la de corte oriental con grandes llaves y severos castigos a cargo de Felipe Ham Lee y Sugi Sito. El excelente y bien formado cuerpo de Ham Lee causó enorme sensación, principalmente, entre las damas que acudieron a este importante evento en la capital jalisciense. Pero, la lucha la ganó Sugi Sito gracias a su experiencia y maña. La Arena Coliseo de Occidente fue, y sigue siendo, la mayor construcción en provincia de la EMLL, siendo el fruto de los grandes esfuerzos de don Salvador Lutteroth y Salvador Lutteroth Jr. Esta Arena tiene una capacidad de 8,000 espectadores que pueden disfrutar cómodamente de los eventos de lucha libre, box, basquetbol, etcétera.


Fuente:
CMLL – 85 Años. Lucha Libre, Ed. AM Editores, p. 106 – 111.









Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad