Reservas Naturales II

La conservación y el resguardo del patrimonio natural de México comenzaron en 1876 con la protección de los manantiales del área del Desierto de los Leones, que proveían de agua al Distrito Federal. Posteriormente, en 1889 el presidente Porfirio Díaz instituyó el primer Parque Nacional: El Chico, en el estado de Hidalgo. Ya en este siglo, en la década de 1920 se crea la primera reserva forestal y se promulga por orden federal la ley respectiva. El carácter de esta Ley Forestal permite que durante el gobierno de Lázaro se establezca el primer Parque Nacional de Zoquiapan y Anexas, así como otros 39 más que se suman para proteger una superficie de cientos de miles de hectáreas, distribuidas en 17 estados de la República. El objetivo principal de su creación era la protección de áreas naturales para evitar la explotación inmoderada, conservar las bellezas del paisaje, preservar vestigios arqueológicos y monumentos históricos, crear zonas recreativas y fomentar el turismo. En 1983 se planteó la necesidad de integrar y organizar todas las áreas naturales patrimoniales para garantizar la permanencia de los sistemas ecológicos representativos de nuestro país. A partir de 1992, con el Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas, se cuenta ya con más de 70 zonas que abarcan distintos ecosistemas, desde los bosques de niebla y el desierto, hasta arrecifes coralinos y selvas.


Lagunas de Chacahua.
Son un conjunto de lagunas salobres, esteros y manglares situados en la costa de Oaxaca, cerca de la desembocadura del río Verde o Atoyac. Al pie de la Sierra Madre del Sur, y separadas del océano Pacífico por un cordón arenoso, se han formado tres lagunas llamadas Chacahua, Pastoria y Salinas. En ellas habita una gran variedad de plantas y animales amenazados como el pecari, el tigrillo, la tortuga caguama y el cocodrilo. Además existen 136 especies de aves como garzas, pelícanos, cigüeñas y pericos. Por su riqueza de flora y fauna, estas lagunas fueron declaradas Parque Nacional Lagunas de Chacahua en 1937; así se protegen selvas, playas, manglares y sabanas.

Chamela.
Esta reserva está administrada por la Universidad Nacional Autónoma de México y se encuentra en la costa sur del estado de Jalisco. En su territorio hay zonas montañosas, áreas de selva mediana y baja, matorrales, palmares de corozo, manglares y costas rocosas. La reserva rodea la bahía de Chamela, que cuenta con varias islas donde se reproducen aves marinas como el pájaro bobo, el pelícano y la gaviota. En los manglares se encuentran garzas, cormoranes y lagartos, y en la selva seca abundan las iguanas, mapaches, urracas, coatíes, armadillos y muchos otros mamíferos, además de una enorme diversidad de plantas e insectos.

Los Azufres.
Junto a la ladera del volcán San Andrés, al noreste de Ciudad Hidalgo, Michoacán, está el valle de Los Azufres. Sus manantiales son famosos por sus propiedades curativas, pues sus aguas son sulfurosas, cargadas de diversos minerales, y oscilan entre los 30° y los 40 ° C. Es una zona boscosa y volcánica de clima frío y húmedo, con varias lagunas someras. La vegetación consiste principalmente en oyameles, pinos, nogales y encinos. Hay una gran variedad de roedores: tuzas, conejos, ardillas, tejones y mapaches, así como tlacuaches, cacomixtles y coyotes. Existen aquí cuatro termoeléctricas que proveen de energía al estado de Michoacán.

Sierra de Manantlán.
Localizada entre Jalisco y Colima, esta reserva cuenta con un valioso patrimonio ecológico y una diversidad de especies animales y vegetales con propiedades únicas, algunas de ellas en peligro de extinción, como el maíz perenne, una forma silvestre de maíz que no necesita sembrarse y sólo crece en Manantlán. La vegetación consta de bosques de pino y encino, bosque húmedo de montaña y selva seca. Posee gran variedad de climas debido a las diferencias de altura. Entre las especies animales hay aves migratorias, guajolotes silvestres, víboras de cascabel, jaguares, tejones, tigrilos y armadillos.

Santuario de la mariposa monarca.
Esta reserva comprende bosques a los que arriba cada año la mariposa monarca, única especie de mariposa migratoria que viaja desde Canadá y Estados Unidos de América para hibernar de Noviembre a Marzo en las sierras de Michoacán y el Estado de México. Por su altitud y relieve, la reserva es una zona que recibe muchas lluvias, las cuales originan importantes ríos que son afluentes de los ríos Lerma y Balsas, y en especial del río Cutzamala que abastece de agua potable a la ciudad de México.

Sierra del Ajusco.
Pertenece a la delegación Tlalpan, localizada al sur de la capital del país. Fue declarada Reserva Especial de la Biosfera el 29 de Abril de 1980. En este sitio se encuentran tres elevaciones de más de 3500 m: la Cruz del Márques, el Pico del Águila y Santo Tomás. Presenta flora y fauna endémica de alta montaña. La vegetación del parque se compone de bosques de pino y de abeto. El volcán del Ajusco fue uno de los primeros que entró en actividad en la cuenca de México. Entre la fauna que poblaba esta zona estaban el gato montés, la víbora de cascabel, musaraña, tlacuache, ardilla, teporingo, halcón y azulejo.

Lagunas de Zempoala.
El Parque Nacional de las Lagunas de Zempoala abarca parte de los municipios de Huitzilac, Morelos, y de Ocuilán de Arteaga, Estado de México. Está formado por seis lagunas rodeadas de laderas escarpadas, cubiertas de bosques de pino, con áreas de abetos y encinos, y zonas de zacatonales. Aquí es posible encontrar gatos monteses, venados cola blanca, zorrillos, musarañas, cacomixtles, tlacuaches y coatíes, así como diversas especies de roedores, aves, anfibios y reptiles. Sus mantos acuíferos abastecen en gran parte las necesidades de agua de la ciudad de Cuernavaca.


Fuente: Bancomer – Álbum de la Naturaleza de México, p. 52 – 53.

La 1° parte de este artículo puedes leerla en el siguiente vínculo:










Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Chistes ¿Qué le dice...

25 Preguntas de Economía

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad