El barzón





Esas tierras del Rincón
los sembré con un buey pando;
se me reventó el barzón
y sigue la yunta andando.


Cuando llegué a media tierra,
el arado iba enterrando,
se enterró hasta la telera,
el timón se deshojó,
el yugo se iba pandeando,
el barzón se iba trozando,
el sembrador me iba hablando,
yo le dije al sembrador:
- No me hables cuando ande arando,
¡se me reventó el barzón,
y sigue la yunta dando!



Fuente: SEP – Mi Libro de Segundo. Parte 2

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad